Feb 20, 2019
562 Views

REPUNTAN LAS VISITAS A LAS SALITRERAS HUMBERSTONE Y SANTA LAURA

Written by

Se espera que este 2019 unas 120 mil personas visiten el Sitio Matrimonio Mundial

A partir de las 09.00 horas, cuando abren las salitreras Humbestone y Santa Laura, comienzan agolparse las visitas que desean recorrer el periplo que recuerda el pasado salitrero y que rinde un homenaje a los hombres y mujeres que vivieron y trabajaron en la pampa.

De diciembre a marzo, el pick de visitantes aumentan considerablemente, al punto que en lo que va recorrido de este 2019, se contabiliza un registro de una 20 mil personas que llegaron hasta el Museo de Sitio, inscrito por la UNESCO, como Patrimonio Mundial de la Humanidad, siendo administradas por la Corporación Museo del Salitre.
FAMILIA MENESES CHAMORRO

Las salitreras no sólo son un panorama para los visitantes. También para los iquiqueños que sienten que parte de su identidad nortina, está marcada por la impronta del pasado salitrero. Es el caso de la familia Meneses Chamorro, conformada por Harnold y Carol, los padres y Marcelo y Joaquín, los hijos.
“Desde niño vengo a Humberstone, acá acampábamos, pero ahora hay muchas obras, está muy bonito, por eso me siento emocionado y mi familia ha disfrutado mucho”.
DESDE TALCA
href=”https://dinamicadigital.cl/wp-content/uploads/2019/02/MASACRE-ESCUELA-SANTA-MARÌA.jpg”>
Desde Talca llegó Edward y su familia. Por primera vez visita las salitreras y se siente impresionado. “Cuando vimos por fuera, no aparenta todo lo que hay acá adentro, con todos los lugares que se han recuperado y que están muy bonitos. Hemos podido conocer la historia de la gente que vivió acá y que es parte de la historia de Chile”.
Señaló que siempre quiso conocer las salitreras, de las cuales escuchaba hablar en la televisión. “También vi las imágenes de la telenovela que se grabó acá”, señaló recordando que se deslumbraba por las imágenes.HAROLD MAYNE NICHOLLS

Junto a uno de sus hijos y nuera, y a sus 3 nietos, encontramos al viejo iquiqueño Harold Mayne Nicholls, recorriendo Humberstone. Se fue joven de la ciudad, pero la familia mantuvo su casa hasta el 2004. Y al menos unas 12 veces en 15 año, han vuelto a visitar el lugar donde están sus raíces y visitan la pampa salitrera.
“Hace un tiempo que no venía y me ha agradado mucho ver cómo está todo. Es muy emotivo. Soy un fanático de la pampa salitrera, incluso recuerdo que hice la práctica como ingeniero mecánico acá en Humberstone y todo era muy entretenido. Recuerdo a los viejos maestros… Y al jefe de mecánica que era don Teófilo Andrade”.
DESDE CHILLÁN

Desde Chillán llegó a Humberstone el profesor Rubén Miranda, quien se siente profundamente motivado o la historia del salitre. Dice que se lleva mucho material para entregar a sus alumnos.
“La idea es que ellos valoren todo lo que ocurrió en esta parte del país y que sepan cómo vivían en esa época los niños en las salitreras. Es muy importante que valoren esa historia y también la que ahora viven ellos”.
LA MESA DESIGUAL

Patricio Díaz Valencia es el director de Patrimonio de la Corporación Museo del Salitre, con quien recorrimos la Pulpería, tanto en sus espacios recreados como en antaño, tal cual eran; y lo que es el Centro de Interpretación que muestra distintas facetas de la vida en la pampa y la industria del salitre.
Nos detuvimos en la Sala de los Alimentos, que muestra cómo se alimentaban los trabajadores del salitre y sus familias; y los empresarios salitreros, marcando un contrapunto, lo que se refleja en una mesa en la que en un extremo se sienta un obrero y en otra el empresario.
En torno a una mesa se recrea a los personajes con dos esculturas monumentales diseñadas y realizadas por el escultor arequipeño Fredy Luque. El obrero, se sienta en un sencillo banco de madera y la superficie de la mesa es de laurel, donde se posan los utensilios como un jarrón enlozado y vajilla corriente.
En el otro extremo, está el empresario salitrero, sentado en una silla de estilo, una mesa de superficie de madera pino oregón. La loza es elegante e incluye cubierto para los distintos platos. Se le observa tomando una tacita de café.
En la sala se muestra la procedencia de los alimentos que llegaban a la pampa desde distintas partes del mundo. Europa, Bolivia, Perú, Argentina e incluso, del resto de Chile.

El visitante, al recorrer la Sala, puedo quedar bien informado de la tabla alimentaria de las salitreras, que, en el caso del obrero, debía ser de muy buena calidad, por el pesado trabajo que realizaba.
DATO DE INTERÉS: EL AÑO 2018, MÁS DE CIEN MIL PERSONAS VISITARON LAS SALITRERAS HUMBERSTONE Y SANTA LAURA. ESTE 2019, SE PROYECTA SUPERAR LOS 120 MIL VISITANTES.

Article Categories:
Tarapacá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.